Cursos para emprendedores

Realizar cursos para emprendedores no es un gasto, es una inversión de mucho valor, te dará todas las herramientas necesarias para triunfar y ser exitoso en tus ideas de negocio.

Los mejores cursos para emprendedores

¿Sabías que la formación y capacitación de un emprendedor es la clave más importante para lograr el éxito en un emprendimiento? Por este motivo hemos preparado una gran selección de cursos online que te pueden interesar.

Cursos recomendados para emprendedores en 2020

Aquí te recomendamos los mejores cursos para emprendedores de negocios que puedes comenzar, ¿te los vas a perder?

Alcanza la riqueza que deseas

Este curso esta destinado para lideres de organización, emprendedores y empresarios o dueños de negocio.

20 secretos para ganar millones

Recomendaciones y guías que son practicas de trabajo, basadas de la experiencia de un exitoso y reconocido empresario.

Cómo emprender sin abandonar tu trabajo

40 ideas de negocio explicadas paso a paso para emprender con poco capital y para que lo hagas en paralelo con tu trabajo actual.

Conoce lo inmutable de todo emprendedor

El experto Víctor Familia te explica como explotar el poder que llevas dentro tuyo para emprender tu idea de negocio.

Modelo emprende

Se enfoca en ayudar a todas las personas con ganas de desarrollar la mentalidad adecuada, las reflexiones te van a encantar.

Emprendedor en acción

Paso a paso para desarrollar paginas irresistibles, mejores embudos de ventas y lograr el éxito en internet. Garantizado.

Emprende

Descubre en este programa los modelos de negocios que realmente están funcionando en estos tiempos.

Mente emprendedora

Crea una mente emprendedora gracias a diferentes master class grabadas en vídeo por expertos internacionales y reconocidos.

¿Qué es un curso de emprendimientos?

En el campo de la formación académica, los estudiantes y/o profesionales interesados en una idea de negocio, hoy en día requieren una serie de habilidades que facilitan su desarrollo competitividad profesional, pero hoy en día la competitividad profesional es cada vez más exigente, es para ello, y teniendo en cuenta los requisitos del mercado laboral, se diseñaron estos cursos con el objetivo de tratar la iniciativa empresarial como una oportunidad para aprovechar nuevas oportunidades e ideas de negocios para convertirlas en realidad.

¿Cómo aprovechar al máximo estos cursos para emprendedores?

Una vez que has decidido hacer el viaje para tomar uno de los cursos anteriores para emprendedores, estás en el camino del éxito. Pero para sacar el máximo provecho de su curso, recomiendo los siguientes cinco pasos.

  • Encuentra empleados: encuentra uno o dos colegas para que asistan al curso contigo. Si no tienes uno, revisa la página del curso en línea para ver si hay otros estudiantes disponibles. Trabajar con un colega no sólo te ayudará a digerir el material, sino que también te hará responsable.
  • Fíjate una meta: ¿Cuándo terminarás el curso? ¿Qué espera conseguir? Cada viaje tiene una meta… ¿Cuál es el tuyo?
  • Prepara un lugar: crear un espacio tranquilo y pacífico donde se pueda aprender de forma óptima. Un buen ambiente de aprendizaje es una preocupación cuando se aprende en línea, así que asegúrate de que el tuyo no te distraiga de tu rutina de aprendizaje.
  • Establece un ritmo: trabaja un poco cada día, cada semana. Dividir el curso en lecciones más pequeñas y acordar abordarlas en pequeños trozos. Esto hará que su destino y su viaje sean mucho más fáciles de manejar.
  • Toma nota: no en tu portátil o teléfono, sino en un bloc de papel con un lápiz. Cada vez hay más pruebas de que la escritura analógica conduce a un mejor almacenamiento y comprensión del material. Así que sé un aprendiz activo y toma notas a la antigua usanza.

Mientras los niños se preparan para volver a la escuela, usted, el empresario, debería hacer lo mismo. Pero puedes hacerlo desde un avión, desde un café o desde la playa. En el mundo de hoy todo lo que necesitas es una conexión a Internet, un ordenador y un portátil.

Independientes vs. Empresarios

En el actual mundo digital, millones de personas han adquirido sus habilidades en línea y se han convertido en trabajadores autónomos. Aceptan los encargos tan pronto como llegan y trabajan en sus propios términos, normalmente por escrito, diseñando o como una especie de consultor. Pero, ¿los trabajadores autónomos son empresarios?

Los trabajadores autónomos tienen muchas de las mismas características que los empresarios (más sobre esto a continuación), pero no construyen algo que a la larga les dé beneficios mientras duermen, se van de vacaciones o se marchan por el día. Aunque los dos términos son bastante ambiguos, son diferentes. Según la mayoría de las definiciones, un trabajador autónomo no es un empresario.

¿Qué es un emprendedor?

Emprendedor es un término que usamos cuando pensamos en emprendedores, pensamos en dueños de negocios rentables de todo tipo. Restaurantes, concesionarios de coches, empresas digitales, fotógrafos independientes… todo esto contaría como un emprendedor.

¿Cómo saber si ser emprendedor es adecuado para usted?

¿Cómo puedes saber si la vida de un empresario te conviene? Hay ciertas características, cualidades y valores que comparten la mayoría de los empresarios de éxito. Aunque no son una garantía de éxito, ciertas cualidades empresariales proporcionan una base sólida para una vida llena de riesgos y recompensas.

Primero, los empresarios valoran la independencia. Quieren ser sus propios jefes, fijar sus propios horarios y llevar sus propias vidas. Son personas que temen la idea de que un jefe supervise su trabajo, aunque los empresarios tienen cientos, miles o millones de jefes; se les llama “clientes”.

Los empresarios son autosuficientes. Disfrutan de ser responsables de su propio éxito y están orgullosos de construir algo más grande que ellos mismos.

También deben ser capaces de afrontar el riesgo. Si la idea de no cobrar regularmente, de no vender su producto o de caer de bruces le asusta hasta el punto de la parálisis, puede que le resulte difícil afrontar los altibajos del espíritu empresarial.

Debido al alto riesgo, los empresarios a largo plazo también son frugales. Aunque la cultura popular nos dice que los empresarios beben champán y navegan en yates caros, la mayoría de los empresarios son frugales y no gastan nada. Esto fue destacado por el Dr. Thomas Stanley en su investigación y publicado en The Millionaire Next Door (1996), que encontró que la mayoría de los millonarios de este país son pequeños empresarios (no abogados, médicos o banqueros) y ahorradores habituales. El 81% de ellos compran sus coches en lugar de alquilarlos, y el 90% de los que los compran gastan menos de 45.000 dólares. El libro puede necesitar una actualización, pero muestra la necesidad cada vez más importante de una vida económica como empresario.

¿Cómo convertirse en emprendedor?

Entonces, ¿qué puedes hacer para convertirte en un empresario? ¿Cuáles son los pasos para convertirse en un empresario? Debido a los muchos tipos de empresarios, hay muchos caminos diferentes que puedes tomar. Por ejemplo, el propietario de una empresa de suministros no seguiría el mismo camino que un diseñador de interiores. Pero hay algunas medidas similares que todos deberían tomar.

En general, estos son los pasos que darás para convertirte en un empresario:

Paso 1: Encuentre su industria o nicho

El primer paso más obvio es encontrar tu nicho específico. Muchas personas desean convertirse en empresarios, pero no saben en qué industria deben participar.

A menudo tu nicho será algo en lo que has trabajado durante años. Si ha trabajado como carpintero para una empresa de construcción local, la conversión y restauración de casas puede ser su área. Si has trabajado en un restaurante durante muchos años, probablemente tengas un buen conocimiento de cómo llevar un negocio de restaurantes. Su experiencia actual es un buen punto de partida para encontrar su nicho.

También te ayudará si te gusta tu nicho. Para tener éxito durante años, debes amar lo que haces. Con el tiempo, el dinero no será un motivador suficiente para trabajar de sesenta a setenta horas a la semana para mantener el negocio en marcha. Necesitarás más que dinero para mantenerte motivado; necesitarás un propósito.

Paso 2: Investigue su mercado

También deben examinar el mercado disponible y analizar la zona de la demanda y la oferta.

Puede que quieras abrir un restaurante italiano en tu ciudad natal. ¿Los otros restaurantes tienen éxito? ¿Hay otro buen restaurante en tu zona? ¿Pueden los clientes locales permitirse comer en un restaurante de lujo, o preferirían un establecimiento más moderado? ¿Les gusta la comida italiana?

Encontrar las respuestas a estas y otras preguntas será crucial para su éxito a largo plazo.

Paso 3: Edúquese

Hay un mito muy difundido en la cultura popular de que los empresarios exitosos y autóctonos nunca terminan la universidad. Sin embargo, las cifras no apoyan esto. Según un equipo de investigación de Duke, Akron y el sur de California, más del 95 por ciento de los empresarios de las industrias de alto crecimiento tienen al menos una licenciatura.

Educación y capacitación de los empresarios

Hay tres tipos de entrenamiento que debes considerar cuando estás considerando una vida como empresario. Aunque no sean esenciales para su trabajo, no afectarán a sus posibilidades de éxito a largo plazo.

La educación en su industria

El primer tipo de formación que debe considerarse es algo que está directamente relacionado con su área de especialización. Si quieres abrir un taller de reparación de automóviles, por supuesto necesitarás algún tipo de formación y certificación relacionada con la reparación de automóviles. Si estás pensando en convertirte en un electricista independiente, necesitarás la última formación y educación en cableado y circuitos. Si quieres dirigir un restaurante, la formación en hostelería es útil. Bastante obvio, ¿verdad?

El grado de espíritu emprendedor

Una vez que se ha descargado una capacitación de la industria, muchos futuros empresarios consideran la posibilidad de obtener un certificado o un título de negocios.

Los certificados son un medio excelente para adquirir los conocimientos básicos necesarios para iniciar rápidamente una carrera en el mundo de los negocios, mientras que un título proporciona una base para los estudios generales y los cursos especiales de iniciativa empresarial.

Los cursos breves de iniciativa empresarial pueden completarse rápidamente y también son útiles para iniciar con éxito un nuevo negocio.

Formación en economía y finanzas

Todo empresario, desde los propietarios de las áreas de descanso hasta las empresas de nueva creación a nivel mundial, necesita saber acerca de la gestión, las finanzas, los impuestos y otros asuntos empresariales. No es necesario tener una maestría en economía, pero una formación en negocios será ciertamente útil. Una educación empresarial puede significar un verdadero título de negocios o una educación empresarial más general que lo prepare para los desafíos diarios de una carrera empresarial.

Paso 4: Construya su negocio lentamente

Muchos aspirantes a empresarios creen que el crecimiento rápido y veloz es la señal de un negocio exitoso. Sin embargo, la mayoría de los negocios se construyen lentamente, a lo largo de años o incluso décadas. Siempre que sea posible, los empresarios construirán lentamente, comenzando con la primera venta y procediendo a cuatro patas. La construcción lenta le permite aprender y hacer ajustes antes de entrar en el negocio. Tratar con situaciones nuevas proporciona una valiosa formación en el trabajo que ningún título formal puede proporcionar. En muchos casos, los empresarios mantendrán su trabajo diario mientras construyen el negocio en su tiempo libre.

Consejos para ser un empresario exitoso

Hay muchas cosas que puedes hacer para aumentar tus posibilidades de éxito como empresario.

Los empresarios necesitan muchas herramientas, habilidades y atributos para mantener un negocio, y una de las cosas más importantes que pueden hacer es mantener la positividad. No, eso no significa pensar felizmente en el camino hacia un negocio exitoso, significa mantener una mentalidad positiva incluso cuando los tiempos son tranquilos. Si algo sale mal, una persona con una mente negativa se detendrá ante sus errores y tal vez se detenga mientras que una persona con una mente positiva mirará el fracaso, verá lo que salió mal y cómo arreglarlo.

Un buen empresario también se centrará en aprender y crecer, tanto personal como profesionalmente. Esto significa que recibirá las últimas certificaciones cuando sea necesario, tomará cursos para mejorar la capacidad de comunicación o se suscribirá a las publicaciones de la industria que proporcionan información importante para la toma de decisiones en el futuro. Trabajar activamente y con determinación para mejorar y desarrollar sus esfuerzos es un tema común para los empresarios de éxito.

Además, los empleadores suelen mantener separadas las finanzas personales y profesionales. A fin de presupuestar y pagarse adecuadamente, se recomienda que los empleadores mantengan cuentas bancarias separadas para el dinero que pertenece a la empresa y el que pertenece a los individuos. Esto puede parecer una diferencia trivial, pero puede afectar a la forma en que trabajas y a tus gastos.

Otra estrategia importante es construir una red de apoyo, tanto emocional como comercial. Los empresarios tienen mucho que temer, y si te alivian de algunas de estas tareas, puedes concentrarte en dirigir tu negocio. Muchos empresarios contarán con un grupo de apoyo que incluye un experto en contabilidad o finanzas, algún tipo de consultor en mercadotecnia y un mentor que les puede ayudar con consejos y orientación.

Ser empresario: ¿es realmente tan arriesgado?

Convertirse en empresario nunca es fácil, pero puede no ser tan arriesgado como mucha gente piensa. Implica largas horas de trabajo, trabajo de fin de semana y lidiar con una variedad de incógnitas que hacen que la mayoría de la gente lo deje antes de tiempo.

El riesgo suele ser la principal razón por la que las personas evitan convertirse en empresarios, pero hay que tener en cuenta lo siguiente: Alguien que trabaja para una empresa tiene una fuente de ingresos: su empleador; mientras que un empresario tiene muchas fuentes diferentes. Si el empleado es despedido, permanecerá sin paga, pero si un empleador pierde un cliente, el empleado tiene mucho más a lo que recurrir. Si se gestiona adecuadamente, ser empresario puede ser una de las carreras más seguras.